El estado más “ordenado”