Los subsidios pesqueros en México

  Ver Nota Técnica


De acuerdo con los datos de transparencia presupuestaria, en los últimos seis años en México se ejercieron un poco más de 12 mil millones de pesos en subsidios por parte de las dos instituciones que tutelan la política pesquera, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA). De éstos, la CONAPESCA ejerció en promedio el 97%, mientras que el INAPESCA asignó el 3% de los mismos (SHCP, ND) (véase el Gráfico 1). Es decir, en promedio este presupuesto rebasa los 2 mil millones de pesos anuales para la atención de las casi 300,000 personas para las que la pesca representa su medio de vida 1. De acuerdo con información del mismo portal, el 100% de los subsidios pesqueros utilizados en el periodo proviene de recursos fiscales, es decir de las aportaciones que hacemos todos los particulares y que el Estado debe canalizar para atender fines públicos. Cabe mencionar que, si bien el ejercicio de los recursos recae mayoritariamente en la CONAPESCA, el diseño de las reglas de operación de los programas de subsidios para el sector depende de las definiciones que se determinan al interior de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), entidad a la que se encuentran adscritos tanto el INAPESCA como la CONAPESCA.

Gráfico 1. Presupuesto dedicado a los subsidios pesqueros

NOTA

Considerando que los subsidios constituyen una importante herramienta de política pública que bien utilizada puede ayudar a diversos fines públicos como promover el desarrollo económico, cerrar brechas de inequidad y pobreza o incentivar comportamientos que contribuyan a alcanzar el bien público como la conservación de pesquerías, pero que al mismo tiempo para el caso de la pesca representan un potencial peligro si son empleados sin una adecuada orientación ( WWF México 2013, pág. 7 y 9) es que la iniciativa Pescando Datos identificó la necesidad de analizar el diseño e implementación histórica de los subsidios.

Analizando el diseño de los subsidios pesqueros en México se advierte un mapa fragmentado e inacabado sobre los objetivos que atiende la política pesquera al presentarse intermitencias en los ejercicios anuales de algunos subsidios, así como grandes brechas entre los montos asignados entre ellos. Una estrategia que tuvo la iniciativa Pescado Datos para abordar el análisis ante este contexto consintió en establecer una priorización de los subsidios para estudiarlos de acuerdo al monto de recursos destinados, el riesgo potencial que representan para las pesquerías y la continuidad de los mismos durante el período 2011 al 2016. A partir de esto se identificó a los subsidios para combustibles (diésel y gasolina) y a los apoyos para la modernización de embarcaciones dentro del grupo prioritario a analizar, al sumar en conjunto el 46% del presupuesto total de subsidios pesqueros y estar catalogados dentro de los subsidios que incrementan de forma directa la capacidad pesquera, siendo el primero el subsidio de mayor continuidad dentro del período (véase el Gráfico 2).

Gráfico 2. Subsidios asignados por la CONAPESCA (2011-2016)

NOTA

Con base en información de transparencia presupuestaria y CONAPESCA.


  1. Si bien, de acuerdo con el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2014, exiten 272,533 personas dedicadas a la pesca (CONAPESCA, 2015), funcionarios de la CONAPESCA han declarado públicamente que la cifra al 2017 alcanza a las 300,000 personas.